Busquets

Busquets
Consecuente con el paso del tiempo (y las circunstancias que esto acarrea), Julen Lopetegui ha ido dando forma a su propuesta en torno a la figura de Sergio Busquets. Así, el mediocentro ha visto cómo, de un tiempo a esta parte, el juego posicional de la selección le ha multiplicado las vías de pase, rodeándolo de muchos futbolistas con una gran movilidad en campo contrario, y asumiendo un coste de oportunidad entre agresividad y control ciertamente decantado hacia la primera variable. De esta forma, se entiende que Busquets ahora encuentre muchas más facilidades para completar el primer pase sobre suelo rival, aunque para ello los posibles receptores (a excepción de Iniesta) vayan alternándose según la altura, las basculación rival y, por supuesto, el paso de los minutos. Con esta medida lo que se ha tratado de fomentar es que Sergio Busquets pueda fallar lo menos posible, ante el riesgo que conllevaría una mala entrega con el bloque tan arriba; acercándole a la modalidad que más se ajusta a su destreza: jugando a un toque.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Dar tensión al pase y alimentar la movilidad entre emisor(es) y destinatario(s) son, por todo ello, condiciones indispensables para que el juego de la selección sea lo más alegre y fluido posible. Requisito en el que, además de Busquets, ya entran otros actores como Iniesta, Koke, Silva e Isco. De alcanzar estos parámetros, España ya se estaría asegurando dos pájaros de un tiro. En primer lugar, le sería mucho más sencillo cruzar (la divisoria), saltar (la presión) y, sobre todo, llegar (al área); y, por otro lado, reduciría el riesgo de un descuido puntual, ya que así lograría transportar el esférico (por medio de Silva, Isco y/o los laterales) hasta los picos del área. A fin de cuentas, de lo acertada que se muestre España por delante del balón depende, en gran medida, la aptitud que puedan alcanzar Busquets, Ramos y Piqué al otro lado de la línea.
Koke, Thiago y Saúl representan tres elecciones muy distintas con respecto al interior derecho. El primero, adoctrinado por la filosofía del Cholo, lleva tatuado eso de que hay que correr tras pérdida. Ya sea para encimar al poseedor del equipo contrario, si este se encuentra dentro de su ratio de acción, como para bajar, tapar y acudir a realizar la cobertura si el plan pasa por replegar en su propia parcela. Algo que, ante lo solo que se ha venido quedando Busquets en este tipo de situaciones, explicaría por qué Julen se decantase por la pierna del vallecano antes que por el pie de Thiago. Partiendo de que el atlético sabe –como ha demostrado este año- dotar de seguridad a la posesión. Aunque esto, en cambio, rebajaría su influencia donde más determinante resulta: en la corona del área.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Dicho lo anterior, cabe la posibilidad de que España deba afrontar en Rusia dos escenarios tan distintos como complementarios conforme a la naturaleza de los otros dos futbolistas. Por un lado, es probable que la selección se cruce ante selecciones que traten de cortocircuitar su juego presionando muy cerca de los pies de David De Gea. Un contexto que, como es lógico, demandaría un gran protagonismo de futbolistas como Iniesta, Silva e Isco; a lo que Lopetegui, si esto ocurriera, podría incluir a Thiago. Un cuarto centrocampista –o quinto, con Busquets-

Busquets

Vicente del Bosque no se lo pensó dos veces. “Si yo fuese jugador me gustaría parecerme a Busquets”, admitió el salmantino durante el Mundial de Sudáfrica. Un reconocimiento que Julen Lopetegui, ocho años después, también refuerza. “[Si Busi no está] le pueden cubrir dos alternativas; pero no igual, porque no hay nadie como él”, espetó el seleccionador al ser cuestionado por la ausencia de Rodri en la expedición de Rusia. La lista del de Guipúzcoa está repleta de variantes –fruto de la versatilidad que se extiende por todo el bloque- que abren a España la posibilidad de adoptar distintos esquemas o jugar de diferentes formas en función de los escenarios que le vaya planteando la Copa del Mundo. Tres porteros, ocho defensas (centrales y laterales), nueve medios (interiores, mediapuntas y extremos) y otros tres delanteros es, a groso modo, una llamada a filas que no incluye más que un solo mediocentro. Sergio Busquets.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
El plantel, dicho de otra forma, ofrece la opción de rotar con total naturalidad todas y cada una de las piezas del once, salvo una. Para la cual, como señaló el propio Lopetegui, la elección –en el hipotético caso de que debiese recurrir a ella- se amplía a dos candidatos (Thiago y Saúl), con la condición, eso sí, de que ninguno ha amamantado de la misma marmita que el ‘Pulpo de Badía’. Sergio Busquets solo hay uno, y todo lo que no sea el mediocentro del FC Barcelona en el epicentro de la acción española implicaría, irremediablemente, alterar el ritmo, la disposición y la armonía; algo que esta selección, como demostró ante Suiza, no está en disposición de llevar a cabo con la misma solvencia. Dicha disyuntiva, sin ánimo alguno de desmerecer a los otros dos futbolistas, queda sujeta a unos términos y condiciones que el fútbol de Busquets –a quien Lopetegui ha querido aclimatar- no contempla.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Consecuente con el paso del tiempo (y las circunstancias que esto acarrea), Julen Lopetegui ha ido dando forma a su propuesta en torno a la figura de Sergio Busquets. Así, el mediocentro ha visto cómo, de un tiempo a esta parte, el juego posicional de la selección le ha multiplicado las vías de pase, rodeándolo de muchos futbolistas con una gran movilidad en campo contrario, y asumiendo un coste de oportunidad entre agresividad y control ciertamente decantado hacia la primera variable. De esta forma, se entiende que Busquets ahora encuentre muchas más facilidades para completar el primer pase sobre suelo rival, aunque para ello los posibles receptores (a excepción de Iniesta) vayan alternándose según la altura, las basculación rival y, por supuesto, el paso de los minutos. Con esta medida lo que se ha tratado de fomentar es que Sergio Busquets pueda fallar lo menos posible, ante el riesgo que conllevaría una mala entrega con el bloque tan arriba; acercándole a la modalidad que más se ajusta a su destreza: jugando a un toque.
Vicente del Bosque no se lo pensó dos veces. “Si yo fuese jugador me gustaría parecerme a Busquets”,

Portugal

Comparto el tema de Asensio. De hecho, ya lo comentamos por aquí el otro día, pero en escenarios como el de ayer me comen las ganas de verlo actuar por el costado derecho. Esa zurda es un cañón aún por explotar.

Ahora bien, sobre Odriozola: es cierto que no estamos viendo al de la Real. Pero ¿es tema de Lopetegui? ¿O del propio lateral? Ayer, como ante Suiza, volví a verlo varias veces superado. Y no tanto por las exigencias del rival.
No hay que ser alarmistas y coincido plenamente en lo que dice Arroyo: hablamos de un grupo de jugadores de enorme experiencia y de un entrenador al que no le cuesta tomar decisiones y lee bien las situaciones del partido. Yendo esto por delante, creo que el problema que vimos ayer es un poco más grave que el hecho de que falta algún elemento más profundo o algo más de amplitud: es de estructura en el sistema.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
A mí me parece que para que esto fluya de verdad, los cuatro que juegan entre el 9 y Busquets tienen que entender el juego de posición como lo hace Iniesta, y eso no sucede. Thiago, Isco y Silva son intervencionistas porque es su forma de jugar, se acercan, se mueven mucho. No hay una sola jugada en la que se aparten, esperen en banda y favorezcan la creación de espacios o provoquen líneas de pase menos “ambiciosas”.

Es un plan de juego muy ambicioso y veremos si Lopetegui tiene tiempo para que de verdad la alineación de estos cuatro se transforme en fluidez. Arroyo habla de fijar más a los centrocampistas y puede ser una solución. Koke eso lo va a entender bien y el interior izquierdo, si es Iniesta, va a estar siempre bien colocado para favorecer el control.
Sinceramente Adrian creo que puede que no sea solo culpa de Julen,creo que la lesión también le puede haber mermado la confianza,y el verse en un estadio como este por primera vez no creo que le ayude en absoluto, el chico creo que tiene 22 años y ninguna experiencia internacional fuera de las sub.Esperemos que entre todos lo puedan sacar adelante porque me parece un lateral,sobretodo, la temporada anterior , fuera de serie.
El tema Asensio es para dedicarle tiempo la verdad, ya en el Madrid no entendia que estuviera en la izquierda ,entre Lucas y el , el es el más pasivo defendiendo y eso no ayudaba a Marcelo y en el centro solo suele estar Crsitiano y alguna vez Bale o Benzema, pero en la selección…
Ya os digo para mi Asensio debería ser titular por la derecha y aspas por la izquierda ambos con total libertad . Esto escribí mientras miraba el partido de España ante Suiza de hace una semana: En varias salidas estoy viendo a Koke en la zona del lateral derecho, permite que Odriozola se descuelgue por la cal y Áspas se coloque por dentro.
Y otra cosa que le comenté a Bruno Alemany con respecto al debut del Mundial vs Portugal: Probablemente el tema sea Thiago o Isco, para que Koke juegue entre Busquets y el lateral derecho. Lo que estoy reflexionando es si se dará la situación de elección entre Iniesta o Silva para dar una inyección de vértigo: Asensio o Vázquez, desde el comienzo.
¿Recuerdan alguna selección que tuviera tantos recursos como para cambiar drásticamente el plan inicial?
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Lo más positivo no es solo la calidad de la plantilla; es bueno destacar la lectura de Lopetegui y sus colaboradores en el desarrollo del juego mismo.

Portugal

Lo que hizo subiendo a busquet ( detrás a koke ) y juntando con Iniesta , es lo que hace Valverde en el Barça con rakitic.
Es decir da más nivel al equipo arriba eso que Isco , silva e Iniesta , que no añade nada.
Y llegada tiene más Thiago que los otros.
Y lo que no se puede es gastar 2 cambios , Isco y otro en todos los partidos del mundial, cuando lo normal en eliminatorias es que el partido se juegue en el segundo tiempo.
En el primero no perder el partido por lo menos .
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Que lástima que no trajeran a Javi Martinez , creo que le daría dinamismo a la salida y al repliegue de la selección , además tiene mucho gol en balón parado y puede jugar de central.Thiago realentiza mucho la salida su sitio es cerca de la frontal del área contraria no en el inicio.Me parece que Lopetegui no ha sabido sacarle provecho a Odriozola que en la Real es un sistema de salida de balón por si mismo con su capacidad de batir lineas en conducción.
Para mi Iago debería de ser indiscutible y creo que al final lo será , es capaz de moverse y crear espacios y juego por todo el frente a un nivel que ni Rodrigo, ni mucho menos Costa puede.Asensio para mi es el mayor poder ofensivo de esta selección ,cuanto antes lo entienda Julen y le de libertad mas cerca del gol estara la selección ,eso de jugar a la izquierda es un crimen , lo es en el Madrid y lo es más si cabe aquí.
Y luego querer hacer una presión con silva, Isco y Rodrigo pues no es lo más adecuado.
Y tanto. Pero no solo por parte del punta, que también, sino para ensanchar el plan desde fuera. Al final, durante toda la primera parte, el hecho de tener a Isco y Silva tan abajo -y tan centrados- obligó a Alba y (sobre todo) Odriozola a medirse en desventaja constantemente ante el lateral y volante tunecinos (que, por cierto, hicieron un trabajo de aúpa). Todo lo que no sea tener a Isco-Silva arriba, cerca de los picos del área, malo. El desajuste, en realidad, es consecuencia del problema que viene arrastrando la selección en el interior derecho. Llega mal, ataca (si es que llega) peor y eso desguarnece por completo la transición defensiva.

Ayer, en definitiva, España no supo cómo compensar (ofensivamente) ese control (balón) que ha perdido.
Yo no creo que sea tanto un hecho de fijar a alguien por detrás/al lado de Busquets, sino de encontrar la forma (o el futbolista, que para mí sigue siendo Koke), que pueda compensar todas las partes: con balón y sin él.
Comparto el tema de Asensio. De hecho, ya lo comentamos por aquí el otro día, pero en escenarios como el de ayer me comen las ganas de verlo actuar por el costado derecho. Esa zurda es un cañón aún por explotar.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Ahora bien, sobre Odriozola: es cierto que no estamos viendo al de la Real. Pero ¿es tema de Lopetegui? ¿O del propio lateral? Ayer, como ante Suiza, volví a verlo varias veces superado. Y no tanto por las exigencias del rival.