Mou

El Manchester United de José Mourinho goleó al Everton por 4 goles a 0. Ya sin Paul Pogba, el líder de la Premier mostró la buena salud de su sistema, que sin brillar se dejó ver en todo momento para poder controlar y descifrar el muro de Ronald Koeman. El Manchester United sigue pareciendo el equipo que con mayor naturalidad maneja el ritmo medio de este campeonato y ayer volvió a demostrarlo. Con Matic y Fellaini en el doble pivote, los diablos rojos miraron a las bandas para agitar a su oponente. La movilidad de sus mediapuntas, mezclando la horizontal con la ruptura resultó decisiva para explicar el triunfo.
José Mourinho: “La Premier League se está volviendo muy defensiva. Muchos equipos intentan jugar con cinco en defensa más dos o tres en el centro del campo, algunos con cuatro”.
El sistema del United tiene la particularidad de ser bastante equilibrado en lo que se refiere a la gestión del juego, es decir, sale, construye, profundiza y finaliza sin sobrecargar en exceso del juego. En ese sentido, cuando sus rivales sitúan a muchos hombres por detrás de la pelota, como así suele proceder el Everton de Koeman, dispone sobre el campo de soluciones tanto en los costados como en el corazón del campo. Sucede que sin Pogba seguramente necesite más intervención de sus hombres exteriores para mantener su ataque arriba. Ashley Young (91 veces), lateral izquierdo, y Nemanja Matic (99), pivote del mismo sector, fueron, con mucha diferencia, los hombres que más tocaron la pelota en las filas del portugués.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
En términos de creatividad no puede decirse que el United, más si estos dos jugadores tienen tanto protagonismo, sea un equipo con jugadores especialmente creativos en esas zonas pero lo compensa con la movilidad de sus mediapuntas. Mkhytarian, mediapunta en la tarde de ayer, discontinuo en los movimientos sin balón que dan fluidez al sistema y sus jugadas, fue esta vez el hombre que tiró diagonales, acompañó los contragolpes y generó la movilidad necesaria para que la creación de los medios tuviese más claro los espacios a activar. La mediapunta, poco fijada y sí intercambiada, llevando la pelota hacia las bandas para encerrar a los toffees, fue una razón para explicar cómo el United pudo enfrentar y solventar un planteamiento que exige un plus de creatividad a los que más tienen y tocan la pelota.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Ha empezado muy mal la temporada el Everton de Koeman. Creo que no se pueda explicar solamente con la marcha de Lukaku. A ver si es otro West Ham de turno que con muchos fichajes nuevos y tanto dinero gastado.Hace una muy mala temporada. 

¿Que sería de la Liga con el dinero que tienen en la Premier? Os imagináis el Eibar por ejemplo pudiendo fichar como el Everton? 
Y ya digo que con el poco dinero que manejan los clubes españoles pienso que hacen las cosas de maravilla.
Luego de ver esa locura de verticalidad que fue el Arsenal – Chelsea, me pareció un contraste muy fuerte ver el ritmo más pausado al que jugaba el United, que me hace pensar que al United le irá mejor en Europa que al Chelsea o al City.

Bordalas no lo tenía esperado

De lo ocurrido en la tarde de ayer en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe puede decirse que el Barça no terminó de dar la vuelta al partido en sus términos más formales, pues se encontró con la primera de esas citas que la Liga española tiene por costumbreofrecer a lo largo del año. El Getafe de Pepe Bordalás está portando la bandera del equipo modelo en fase defensiva que estrecha los márgenes con los grandes y que compite con los de su misma altura. Ante una notable versión azulona se enfrentó Ernesto Valverde para sumar tres de esos puntos que por comparativa pueden cargarle de razones en el futuro de cara a ganar el título de Liga, pues, en efecto, el conjunto de Bordalás regala muy poco.
De lo poco que regala están los metros y la posesión, que fue de hasta el 70% para el Barça. Asumido su papel durante toda la contienda, el Geta no mostró apenas fisuras, no concedió apenas recepciones de las que comprometen la continuidad defensiva y provocan sufrimiento. Los locales, basándose en un clásico 4-4-2, calibraron cada metro de su campo con dos líneas de cuatro perfectas en intención y aplicación, con Antunes y Djené brillando, sirviendo de primera prueba para la circulación de balón de este nuevo Barça, ralentizada principalmente por las pocas jugadas en las que pudo crear superioridad entre las dos líneas getafenses. Sin nadie para ubicarse entre ellas y darle altura ofensiva a su ataque, el Barça no encontró posiciones avanzadas. El Geta, sí. Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Porque a su ejercicio defensivo le añadió una salida basada en el juego de espaldas de Jorge Molina y la ruptura de Amath por banda izquierda. La manera de condicionar de ambos, uno con juego directo y el otro con velocidad, pusieron a Gerard Piqué en situaciones que desbordaron el balance defensivo del líder del campeonato. El plan del Getafe, consumado con un gol formidable de Shibasaki, se había completado. Bordalás había tachado todas las peticiones. Lo de la segunda parte no fue muy distinto pero las circunstancias dieron alas a un actor inesperado, el gallego Denis Suárez, que fue precisamente lo que estaba implorando su equipo.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Seguramente fuese más la actuación que sus características lo que giró el encuentro, no porque el Barça desbloqueara el reto colectivo impuesto por Bordalás pero, al menos, individualmente, Denis cayó de pie en el choque. Su movilidad y su precisión en el primer control, a diferentes alturas, y con un positivo intervencionismo que hizo mella en el desgastado Getafe, supusieron para Valverde un doble estímulo cuando anotó Paulinho el gol de la victoria. Paradigma de su fútbol y también paradigma de cómo el Barça ganó un partido desde el banquillo, siendo la activación de los recursos la respuesta a un mal día en los planes principales. Eso, quizás no lo esperaba Bordalás.

La entrada de Denis Suárez fue una gran noticia para el Barça.
El Getafe cuajó una gran primera parte difícilmente mejorable.

Griezman

Existen dos formas de utilizar el mejor futbolista de un equipo: una consiste en confeccionar el sistema de tal modo que potencie sus virtudes individuales; la otra, enfocar esos dones personales suyos en pos de compensar las carencias del colectivo. La lírica resalta que lo primera renta más que lo segundo, pero aquí vale todo y una prueba reciente la tenemos en la relación entre Luis Enrique y Messi, que se saldó con seis títulos de los grandes. Así que igual esto que Simeone quizá se esté planteando con Griezmann sí vaya a ir bien.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
El Atlético de Madrid tiene un profundo problema goleador. Hasta que Gameiro se ponga a punto, sus delanteros (Vietto, Torres, Correa) sufren muchísimos problemas para materializar ocasiones e incluso casi que también para gozar de ellas, y aunque los hombres de la segunda línea sí compiten en temas anotadores (entre Koke, Saúl y Carrasco pueden acercarse a los 20 tantos por curso), no resulta suficiente para aguantar el tirón en una Liga que la pegada del antes citado Messi pone en más de 90 puntos cada temporada. Quizá por eso, el Cholo está destinando a su jugador franquicia a ser quien transforme el peligro en dianas. Para muestra, el partido contra el Málaga CF que sirvió como puesta de largo del Wanda Metropolitano: Griezmann hizo el gol del triunfo, pero sólo Oblak tocó la pelota menos que él (30 a 28). Pese a que él sí completó los 90 minutos, Thomas en 45, Carrasco en los propios o Correa en 65 superaron su participación. El contraste no puede ser más bestial comparándolo con la versión del francés vista hace ahora un año.

Aunque duele desligar a Griezmann de la creación o la gestión, la decisión estaría justificada por el enorme número de generadores de juego del que disfruta el Cholo. Al motor del colectivo que significa Koke y la lanza irregular pero siempre amenazante que simboliza Carrasco, para la 2017/18 no parece imprudente afirmar que se han unido Thomas y Correa, que desde distintas alturas, agitan el juego y generan ventajas.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Nunca aparentó más coherencia dedicar el talento de Griezmann a la mera terminación. Apenas habría un argumento para considerarlo un fallo seguro y sólo el propio as podría despejar la x: ¿Le motiva?
El sistema no le favorece nada a Griezmann y está sufriendo. Independientemente de eso, creo que él no está jugando bien. 

Yo soy de los que considera que los futbolistas están por encima de los sistemas. Los grandes futbolistas los acaban rompiendo y se desligan (por entregados que sean tácticamente, como en el caso del francés) de ellos. Y si un futbolista tan completo y fino como Griezmann está tan acartonado es, en buena parte, porque él no está jugando bien. Interpreta mejor el nuevo sistema de Simeone porque, por así decirlo, lo interpreta menos. Cuando Griezmann recupere su nivel, eso es lo que hará, pienso. No lo interpretará a rajatabla porque él es un futbolista muy superior a eso. 

Sheffield FC, orden entre el caos

Toda historia tiene un comienzo. Un chispazo, una reacción química y biológica que origina la vida. Esta que hoy vivimos con tanta pasión, esta que día tras día ocupa minutos de radio y televisión, esta que rellena páginas de libros y prensa a lo largo y ancho de todo el mundo y ocupa más conversaciones diarias que ninguna otra arranca en el año 1857 en Highfield, por aquel entonces una zona suburbial de Sheffield, South Yorkshire. Muy cerca del sitio donde siglo y medio más tarde Jarvis Cocker cantaría sobre lo mucho que todos hemos cambiado y crecido desde nuestra primera vez. Todos y todo, incluido el fútbol.Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
El deporte moderno, tal y como lo concebimos hoy día, tiene mucho que agradecer a Sir Nathaniel Creswick y a William Prest. Más allá de lo que a día de hoy es considerado, y como tal es reconocido por la FIFA y la Football Association inglesa, como la fundación del Sheffield Football Club, primer club de fútbol de la historia, la labor de Creswick y Prest tuvo una trascendencia aún mayor. A ellos les debemos el primer reglamento unificado de la historia del fútbol, las conocidas como Sheffield Rules. Aquel compendio de normas, que aún entremezclaba conceptos de rugby y foot-ball y aglutinaba normas utilizadas por unos y por otros en aquellos primeros días, puede considerarse como el primer intento formal de hacer del recién nacido deporte, por entonces solo un mero entretenimiento, algo realmente universal.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Aunque las formas aún eran demasiado rudimentarias como para ser consideradas en un fútbol como el que hoy conocemos (obsérvese que aún se permitía emplear las manos y que estaba considerablemente permitido el contacto físico entre los jugadores), el espíritu unificador de las Sheffield Rules propició que la semilla del incipiente foot-ball pudiese extenderse más allá de Highfield y germinar en multitud de jardines con un crecimiento exponencial. Una recopilación de normas que empezó funcionando únicamente en los partidos organizados por el Sheffield FC y que pronto fue adoptada por otros clubes de la región. Fue un primer intento, muy primitivo y germinal, de tratar de poner un poco de orden entre tanto caos y maneras tan diferentes de jugar a un mismo juego. Solo seis años más tarde, y al abrigo de la codificación promovida por Creswick y Prest, la Football Association inglesa hizo públicas las 17 reglas que acabarían conociéndose como Laws of the Game y que seguirían evolucionando y adoptando enmiendas a lo largo de los años hasta convertirse en el reglamento moderno que a día de hoy se aplica.

Classic Football Shirts y el Sheffield Football Club han unido sus caminos, convirtiéndose CFS en patrocinador principal de The Club, sobrenombre con el que se conoce al club más antiguo del mundo. Tienes a tu disposición las camisetas y todo tipo de merchandising del histórico club en la web de Classic Football Shirts.

La sombra de la broma

Llegó en un buen momento. Arropado y recomendado por José Mourinho, a nadie pareció chirriarle demasiado el pago de treinta millones de euros al Benfica por ver a Fabio Coentrão (Vila do Conde, Portugal, 1988), uno de los mejores laterales zurdos del momento, vestir la camiseta del Real Madrid. Aquel Madrid del segundo año de Mourinho era un equipo en franco crecimiento y la llegada del defensor portugués se interpretó como un necesario enriquecimiento del fondo de armario, imprescindible para afrontar con garantías las extremas exigencias a las que se vería sometido el equipo de ahí en adelante. Han pasado cinco años y medio desde aquella incertidumbre inicial a su llegada.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
La última imagen que tengo de Fabio Coentrão vistiendo la camiseta madridista tiene un punto tragicómico. Jugaba el Madrid en el Alvalade lisboeta en la quinta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Ya expirando un partido que los blancos tenían controlado, Coentrão, que había saltado al campo por lesión de Marcelo, cometió penalti por tocar el balón con la mano al levantar los brazos reclamando precisamente una mano del jugador rival. Fue una acción con un innegable punto cómico, con el lateral en extraño escorzo, como si se hubiera arrancado con una vira portuguesa. Porque ha llegado un momento en el que todo lo que rodea a Fabio Coentrão se ve bajo una pátina de comicidad. En cinco años se ha convertido en un futbolista que fuma en ambientes más o menos públicos y visibles, que aparece y desaparece de las sesiones de entrenamiento sin mayor explicación, que sufre extrañas lesiones y sospechosas dolencias con sucesivas recaídas enlazadas cuyos tiempos de sanación siempre acaban prorrogándose bajo un aura de misterio y secretismo y que, en resumen, apenas cuenta para su entrenador hasta el punto de ser el futbolista de la primera plantilla con menos minutos jugados en lo que llevamos de temporada, apenas 150 repartidos en cuatro encuentros.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Coentrão, antaño prometedora incorporación, se ha convertido en un chiste fácil que ya no despierta ni la ira de su público. Su estatus es otro. Es un recurso graciosete con el que ya nadie, ni siquiera los propios aficionados madridistas, cuenta como elemento válido dentro de un terreno de juego y al que ni siquiera su año de redención en el Principado de Mónaco consiguió devolver el lustre de sus inicios. Lejos quedan sus notables actuaciones en comprometidos partidos europeos de la mano de Mourinho en las que cumplía con creces con su labor de refresco y repuesto. Su protagonismo ha ido disminuyendo con el paso de los años (y de los entrenadores) hasta acabar ceñido al ostracismo casi absoluto. Ya solo es utilizado en aquellas escasísimas ocasiones en las que, estando disponible, no se presenta ninguna otra opción mínimamente planteable. La de hoy en Balaídos, en un partido que está muy lejos de ser un mero trámite para los de Zidane, podría ser una de esas ocasiones. Una oportunidad más en su historial de idas y venidas, de apariciones y desapariciones. Una de sus últimas alternativas para demostrar que aún puede seguir siendo un futbolista válido.