Últimos delanteros

La figura del delantero centro ha tenido una especial relevancia en todas y cada una de las etapas que ha vivido el Atlético de Madrid en su feudo, un Vicente Calderón que en el actual siglo ha conocido algunas de las referencias más extraordinarias de este tiempo jugando para su equipo. De la mano de Miguel Quintana (Fernando Torres), Alejandro Arroyo (Kun Agüero) y Abel Rojas (Radamel Falcao), repasamos tres de las máximas figuras ofensivas que han vestido la elástica rojiblanca, la que vistió la grada del Vicente Calderón que recientemente se ha despedido del Atlético de Madrid.
Da la sensación de que el éxito de Diego Pablo Simeone en el Atlético de Madrid no necesita más explicación que la precisión con la que el entrenador argentino ofreció respuestas muy concretas a preguntas de naturaleza inabarcable. Esto no quiere decir que la figura del Cholo se puede entender sin tomar perspectiva histórica de lo que era el club colchonero, pero basta con recordar la vehemencia con la que siempre ha rehuido del concepto “Pupas” para entender que su etapa viene a refundar la entidad. “Yo nunca he convivido con esa situación; como jugador estuve cinco años y gané tres títulos”, solía decir.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Precisamente por esto aludir a la irrupción de Fernando Torres como el principio del cambio que más tarde desembocó en cuatro finales continentales no parece del todo acertado. Su importancia fue otra. Y no por ello menor. Nacido al amparo del “Doblete”, pero moldeado por la realidad que describía el himno de Joaquín Sabina y Pancho Varona, Fernando Torres llegó en el momento justo. No para él ni tampoco para el club, pero sí para el Vicente Calderón

Camiseta algo ancha para su todavía fina figura, pecas en los aledaños de su nariz, piernas de cadencia armstrongniana y una voluntad con la que impedir que los cimientos del club resultaran aún más inestables, Fernando Torres combatía contra todos y ante nadie al mismo tiempo. Recientemente, en el canal de Fútbol Replay estaban emitiendo un Atlético de Madrid – Athletic Club de marzo de 2006 en el que Fernando Torres hizo un partido muy similar al mejor de Diego Costa en 2014. El encuentro acabó 1-0 con gol suyo. Y fue un milagro.

Sin más envíos que algún que otro pase Ibagaza y los esperados centros de Petrov, Fernando mantuvo constantemente la esperanza de que el gol del Atlético llegaría antes que el del rival. Y eso, la esperanza de que algo bueno llegaría si él estaba, es lo que mantuvo al Vicente Calderón en pie. Cierto es que Fernando Torres al final no acabó con la leyenda del “Pupas”, pero ayudó a darle sentido mientras ésta estuvo vigente. Porque si Fernando era capaz de sufrir en soledad buscando que algo mejor llegara con cada una de sus carreras hacia ningún sitio, cómo no lo iba a hacer el resto del Atlético de Madrid.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Fue en un partido ante El Gloria Bistrita, en la final de la antigua Copa Intertoto, allá por el verano de 2007, seguramente agosto. Agüero ya era un jugador muy diferente al de tres meses atrás. Y fue en ese momento donde el Vicente Calderón asistió a su primer nueve total, al más moderno referente que había visto un estadio que los había visto muy buenos, mejores rematadores, más goleadores, pero todos respetando los tiempos que les tocaron vivir. El Kun fue el primero de una historia que aún intenta Simeone cuadrar a su manera, con una posición que le trae de cabeza desde la dupla Costa-Falcao.