Busquets vs Zidane

El modesto nivel de Busquets ha sido objeto de debate desde que empezó la temporada. Un futbolista de teórica talla mundial no ha sido capaz solucionar con regularidad ninguno de los problemas que han dificultado el día a día de su equipo, ni con balón ni sin él, si bien supo completar un puñado de noches notables que hicieron descartar la mayor: su bajo rendimiento no se debía a una supuesta falta de forma física. La caída de Busquets no es tal cosa propiamente dicha, pues él sigue siendo el de siempre, sino la consecuencia más negativa de la ya casi total transformación táctica -y estilística- del FC Barcelona.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
En lo vinculado a él, lo más llamativo radica en su nueva (y rara) dinámica de movimientos. Sergio sólo ocupa la base de la jugada durante la fase de salida de balón. En esos primeros pases, sí se implica con Umtiti y Piqué para intentar que el Barça progrese con la posesión controlada, pero en cuanto se supera ese trance, Busquets desaparece de la zona de pivote y se sitúa dos escalones más arriba, a menudo por delante de los dos interiores, con, se intuye, la tarea de presionar arriba de la manera más inmediata posible en el momento de la pérdida de la pelota. Su peso en la gestión del juego es ínfimo, habiendo bajado su número de pases/partido de 86,5 a 52,9 en sólo cinco años (un 40% menos de participación). En relación al curso pasado, el descenso es de 17,1 pases por cada 90 min (25% menos de presencia).

Esto está teniendo un impacto anímico en el de Badía que se traduce en datos tan interesantes como potentes. Valorando los del propio Busquets y los de Mascherano, Gomes y Rakitic cuando han ejercido de pivote en este curso, Sergio es el penúltimo en pases completados y el penúltimo en porcentaje de acierto en los mismos, con Mascherano y André superándole en ambas disciplinas. A su vez, es el que menos rédito obtiene de la nueva posición adelantada del mediocentro en este esquema, pues es el que menos ocasiones crea de los cuatro candidatos quedándose incluso por debajo de un especialista defensivo como es el Jefecito. El argentino crea una ocasión cada dos partidos y Busquets, menos de una cada tres encuentros.

El haberse visto desplazado del juego afecta a su confianza. No es lo mismo marear a quien tiene que ganarse una importancia que a quien cree, escucha o sabe que ya se la ganó.

En cualquier caso, donde más se resiente el aporte de Busquets es en la transición ataque-defensa. La posesión culé rara vez alcanza una calidad como para que el rival se desordene antes de recuperar el balón, lo cual le permite salir fácil a la contra, superar la altura de Sergio y agujerear al Barcelona por el callejón que queda entre sus dos interiores.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Consciente de que su sistema nunca ha sido perfecto en esta fase y amenazado por la calidad que le presume al contragolpe del Real Madrid, Luis Enrique siempre ha matizado su propuesta cuando se ha enfrentado al equipo de Ronaldo, dirigiéndola más a una posesión defensiva de resultado desigual: cuando los blancos han necesitado la victoria, se han precipitado a la hora de presionar, Busquets y cía lo han bailado y se ha llegado hasta el punto de una victoria azulgrana en el Santiago Bernabéu por 0-4 sin el concurso de Messi.

Que sombra tan Larga

La trayectoria de Zinedine Zidane al frente del Real Madrid puede leerse desde muchos puntos. Uno de ellos es la inclusión de Carlos Casemiro como titular y también referente competitivo del equipo, frente a los planes de Ancelotti -James- y los de Benítez -con Casemiro en la rotación pero sin el peso adquirido con Zizou-, donde el brasileño nunca gozó de la relevancia actual. La evolución que ha llevado a los blancos bajo mando del francés ha dejado al sudamericano, siempre, en una posición de privilegiada importancia. El hoy mediocentro titular del Real Madrid y la selección brasileña ha representado con continuidad el sistema más reconocible de su entrenador, siendo en todo momento esencial en el proyecto. Ante equipos muy inferiores, ante los mejores, en superioridad o inferioridad, Casemiro ha jugado de titular y lo ha hecho creando cierta sensación de necesidad en sus ausencias del equipo.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Si bien en el partido de la primera vuelta en el Camp Nou, con Casemiro lesionado, el Real Madrid supo suplirle con magisterio, en concreto el de Modric en el pivote, y con Lucas Vázquez cerrando la banda en defensa, el choque de hoy puede valer una Liga que podría tener en el mediocentro ex del Oporto un contexto en el que marcar diferencias. El momento al que llega el Fútbol Club Barcelona, desde todo punto de vista, parece una puerta abierta a que Casemiro sea más de lo que ya es. Las particularidades, bajas y dependencias de los de Luis Enrique en su juego con la pelota no parecen las más indicadas para superar la línea que marca Casemiro desde su posición. El Barça, en la noche de hoy, puede encontrar en el mediocampista blanco una sombra más alargada que las demás.

Casemiro primero marcó diferencias en la élite por su poderío aéreo y su capacidad para el robo. En esta última cuestión no solo lo hacía siendo mucho más joven, sino que continúa siendo la gran referencia, junto a N’Golo Kante, del continente europeo. Los datos así lo reflejan. El brasileño suma el 21% de los robos de balón de su equipo y con él en el campo, el Real Madrid suma 33 robos por partido, mientras solo son 27 por choque cuando no encuentra a Casemiro en la alineación titular. No es ningún secreto, Carlos Henrique es una suerte de genio robando la pelota en todo tipo de situaciones. Después, con el tiempo, comenzó a sumar intercepciones, muchas de ellas más relacionadas con la lectura del pase y la protección del espacio. Entre esos dos parámetros defensivos está su importancia en el choque de hoy.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Para entender hasta qué punto puede ser ilustrativo complementar el dato anterior con el que dice que impide y desbarata casi el 13% de los regates rivales en campo contrario, hay que mirar a su rival, que con casi toda probabilidad no contará con Neymar Jr., uno de los dos grandes regateadores que tiene Luis Enrique en la plantilla. Junto a Leo Messi, dos ventajas que en épocas recientes, y cada uno en un costado, hacían anchísima la posición del mediocentro rival, encargado de las ayudas y los ajustes por detrás de los interiores. Sin el de Mogi das Cruces, y siendo su sustituto un jugador no caracterizado por la velocidad y el uno contra uno, la batalla parece más encaminada que nunca a la localizada en la zona de Messi, la misma que la de Casemiro.

Roma/Barcelona 14

Sólo habiendo visto 10 minutos de partido de ayer evidencía todas las carencias del Barça que entre Messi y Valverde habían camuflado durante toda la temporada. El buen hacer del Barça esta temporada, menos brillante que otros años pero muy seguro y competitivo, llegando a su pico en diciembre-enero, hizo que nos olvidarámos de que la planificación deportiva del Barça estas últimas temporadas es, por decir una palabra suave, desconcertante. Que un equipo que tiene posiblemente la mejor columna vertebral para edificar un equipo a su alrededor haya hecho estas últimas 3 ediciones de Champions es para que reflexionen.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.

El problema del Barça no es que tenga una panda de jugadores de segunda, pero ciertamente su plantilla está muy descompensada. El año que viene si Coutinho y Dembélé se integran contará con una línea de jugadores en 3/4 de campo temible y si se integra Semedo y Umtiti consigue mayor regularidad su línea defensiva será muy sólida y fiable, pero por otro lado, su centro del campo va muy muy corto de nivel almenos para la propuesta de juego de Valverde. Que temporada tras temporada sigas dependiendo de un Iniesta con casi 34 años para ordenar y organizar, que no tengas suplente para Busquets que llega siempre fundido a este tramo de temporada es para hacérselo mirar. En cuanto al 9 siento decirlo pero o Luis Suárez reflexiona y se reinventa o la temporada que viene el Barça debería plantearse fichar a otro punta porque el uruguayo este año ha bajado 2 escalones de golpe.
En ciertos aspectos la planificación deportiva da una sensación de pegar bandazos sin saber bien a que jugar. Se ficha a Dembélé, a Paulinho o se sigue insistiendo en André Gomes jugadores de espacios y transiciones rápidas, pero luego resulta que el Barça juega a asegurar la posesión, a apostar para un ritmo bajo. Creo sinceramente que entre Valverde y la secretaria técnica hay un desajuste que sino solucionan este año en verano a cada temporada que pase se puede agravar. Creo que es importante que esta temporada den un golpe de mesa en verano y reestructuren el equipo especialmente en el centro del campo dónde la incorporación de Arthur en el mercado de invierno me resulta totalmente insuficiente.
El equipo llegaba fundido a estas fechas, fruto también de que en prácticamente todas sus posiciones carece de suplentes de nivel, el único que ha dado la talla ha sido Vermaelen. Con lo cuál aunque hubiesen pasado de ronda cualquiera de los 3 en semifinales nos hubiera pasado por encima. La única esperanza de Valverde para que el Barça compitiera era que recuperase el tono físico de enero donde era capaz de hacer una presión asfixiante y muy bien coordinada y imponer un ritmo de juego más alto pero viendo estas últimas semanas estaba claro que no iba a pasar.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Dicho esto, la sobredimensión que tiene la Champions a la hora de medir, analizar y juzgar es algo equivocada. Los análisis no se pueden reducir al mes de Abril, aunque sea ahí cuando se le salten los puntos al Barça.

Roma/Barcelona 13

El tema es que el Barça se ha quedado sin evolución desde hace tiempo. Me refiero a esta temporada. El equipo fue formándose hasta enero de una determinada manera, ‘ató’ Liga y final de Copa con exigencia y altura competitiva, pero cuando llegó al punto más álgido, la plantilla no encontró manera de regenerarse. Si ayer Valverde hubiera hecho cambios, creo que la cara hubiera sido la misma. Sobre todo por que a este tramo de competición el Barça ha llegado sin ‘update’. Lo de Semedo fue un intento, el 4-4-2 sin Paulinho para tener control fue otro, pero no fueron realidades de peso. El Barça se ha apagado en el momento donde más luces enfocan.
hay que darle mucho mérito a Edin Dzeko, que es el gran aval individual de esta Roma y que merece detenimiento a nivel táctico, porque crea sistema y acapara muchas ideas ofensivas. Fue el gran argumento individual.
Y Di Francesco se ha marcado una eliminatoria muy muy positiva. Ha hecho todo lo que ha estado en su mano para dañar el momento culé y para ir a por él a pesar de caer 4-1. La gestión táctica y emocional de la Roma explica el pase.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Ningún año ha estado Cristiano en un equipo en la posición de llevarse un 3-0 contra un equipo tan inferior a priori. Vamos, cambio a Messi por Cristiano y no le veo sacando ningún rédito de recibir un balón en el medio campo ante dos líneas de 4 bien plantadas. Nunca se lo he visto hacer y no sé porqué si lo haría en estas eliminatorias. Vuelvo a decir que no veo si quiera maquillando el resultado a Cristiano si hubiese estado en el Barça contra la Juve, Atlético, Roma o PSG. En muchos casos ni con los dos mejores jugadores del mundo juntos en el campo.
Cristiano hace años que no está en un equipo capaz de verse tan superado en todas las facetas. Por supuesto, cuando lo estuvo, no fue capaz de hacer nada. Una cosa es ser un crack y otra que de 3 balones que toques en el medio del campo contra un equipo ya replegado y sin apoyos metas 3 goles. Ni siquiera el mejor Maradona o el mejor Messi.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
El Madrid de Mourinho era bastante más competitivo y mejor colectivo que la mitad de los Barcelona en los que ha jugado Messi. Messi ha pasado del extremo de estar en el mejor equipo posible en la época de Pep a estar en equipos normales e incluso pobres, como ahora, en estructura y colectivo el resto del tiempo (con el paréntesis de 2015 donde esencialmente el equipo ganó por la pegada de la MSN y porque durante 5 meses, desde enero, hubo una importante activación en lo físico y mental).
Cristiano por su parte estuvo en una banda el año de Pellegrini pero desde entonces ha estado en grandes equipos bien por un colectivo fuerte (etapa mou) o por estar rodeado de muchísima calidad (etapa Ancelotti/Zidane).
Resumen: efectivamente Cr7 tiene los logros de muchísimas semifinales seguidas que Messi no, pero también hay que decir que en líneas generales ha estado mejor acompañado que Leo en estos 10 años que llevan liderando a sus equipos (concretamente desde que se desmanteló el Barcelona de Pep).

Roma/Barcelona 7

Ayer leía por Twitter que, de los 23 a los 30 años, Messi ha marcado 5 goles en cuartos, semis, y finales de Champions. El dato me parece una brutalidad, independientemente o no de que los compares con los que lleva Ronaldo en ese mismo tiempo (29), porque no hay ninguna duda de que Messi es un jugador elegido.
Pero el Barça lleva muchos años (y de forma muy, muy evidente en los últimos tres) cometiendo el mismo error: sobreexplota a Messi en la primera parte de la temporada. Y en esa primera parte de la temporada, Messi destaca tanto, que hasta se le concibe como sobrehumano y se olvida el error cometido la temporada pasada. En ese momento donde Messi es TAN superior al resto, parece imposible pensar que vaya a llegar abril y no lo vaya a ser. Pero después llega abril y no es el mismo, se le nota el desgaste. Quizá le siga dando para marcar las diferencias ante rivales de menor exigencia, pero la Champions exige el máximo a todos, y ahí Messi paga los excesos absurdos de la temporada.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Para mi no es casualidad que la mejor temporada de Messi de estas últimas siete (porque fue en la que realmente fue capaz de marcar las diferencias en los momentos de mayor exigencia), es decir, el primer año de Luis Enrique, haya coincidido con la única en la que tuvo una lesión grave y estuvo dos meses parados en la primera mitad de temporada. Como tampoco lo es que desde que el Real Madrid decidió dosificar más a Cristiano Ronaldo, su rendimiento en marzo-abril-mayo se ha multiplicado.
Pero, claro, dicho esto, reconozco que el Barça, este Barça, tiene la “necesidad” de recurrir a Messi a menudo. Sin Neymar, con un Luis Suárez dos escalones por debajo de su mejor versión, con un Iniesta a punto de cumplir los 34, y con unos Coutinho y Dembele aún en fase de adaptación, el Barça tiene recurrir a Messi porque no tiene mucho más. Decía ayer Minguella que, ante el Sevilla, el Barça tenía 400 millones sobre el campo y no le quedó otra que sacar a Messi desde el banquillo para no perderlo. Y creo que eso ilustra claramente que Messi lleva mucho tiempo ocultando problemas en el Barça.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
“Llegados a este punto y con el justo y merecido elogio a Eusebio Di Francesco y los suyos, no se debe pasar por alto que el equipo italiano no hizo nada excesivamente extraordinario, más allá de que lo planificado fuera de un acierto sobresaliente”
Para mí si hizo algo extraordinario a estas alturas de competición y con la experiencia que atesoran en ella: no cometer errores. Algo que les marcó (y de qué manera) en el Nou Camp. Lo que es el fútbol: han pasado menos de tres años desde que el Barsa de Luis Enrique trituró a la Roma de Rudy García en la liguilla de grupos de Champions; con varios de los futbolistas de la Roma repitiendo alineación ayer.

Jordi Alba

La llegada de Luis Enrique a Can Barça inició un proceso de cambio que paulatinamente fue sustituyendo los principios más propios del juego de posición por un estilo más basado en la inspiración cuyos pros y contras han sido ya analizados en decenas de ocasiones. Sin embargo, proceder de una versión tan radical del juego de posición como fue el Barcelona de Guardiola, Tito y, aunque menos eficaz, el Tata Martino, llevó a que durante estos tres años siempre hubiera varios elementos ligados a esa cultura táctica de la que el equipo se iba desprendiendo poco a poco. Y así fue hasta que, hace algo más de un mes, el entrenador asturiano decidió mudarse del 4-3-3 al 3-4-3. O sea, así fue hasta que desapareció la unión entre Leo Messi y Jordi Alba.
Su doble particularidad estribaba en que siempre se hacía la misma acción y en que se trataba de un movimiento muy vinculado al éxito, pues era muy complicado de defender. Por supuesto, se hace referencia a esos momentos en los que Messi aglutinaba la posesión en el sector derecho del ataque azulgrana, imantaba hacia sí la atracción de la defensa y Jordi Alba, desde segunda o incluso tercera línea, acudía a la espalda del lateral o el central diestro del adversario sin que nadie le viera ni pudiera seguirle. Durante meses, no existió un automatismo que le reportase al Barcelona más beneficios tácticos que este. En primer lugar, porque facilitaba la ganancia de la línea de fondo y de ese pase atrás que tantos, tantos goles ha significado para Messi y Suárez; pero en segunda y todavía más resolutiva instancia, implicaba el mecanismo de activación más sencillo que tenía su transición ataque-defensa para resultar fiable.
Saber, desde que ter Stegen tocaba el balón, que iba a existir un pase que Messi podría emitir en cualquier momento y que, fuera cual fuera la situación del juego, iba a provocar una subida de ritmo permitía al Barcelona tomarse con calma algunos ratos de posesión a pesar de que la idea de su técnico radicase en un ataque de alta velocidad con la intención de no dar tiempo al rival para que se reorganizase y, así, que la mortífera MSN aprovechase los espacios aún no cerrados. Pero cuando Messi decidía que la acción iba a ser en principio más sosegada porque su destino sería el desmarque de Alba, el Barça se reunía a su alrededor, se daba segundos para sumar jugadores en el campo del enemigo y obtenía así la primera ventaja imprescindible de cara a ejecutar una presión alta efectiva.Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más

El siguiente paso consistía en girar a la zaga del contrario. El envío de Leo forzaba a darse la vuelta a todos los jugadores del rival, pues iba dirigido a una zona hacia la que nadie miraba, desencadenando que, en el momento del posible despeje -el escenario menos positivo para el Barça-, todos los rivales anduvieran de mirando en una dirección opuesta a la del despeje frontal mientras que los azulgranas, con Busquets a la cabeza, veían de cara la totalidad de la secuencia. Las opciones de dominar la segunda jugada y, por lo tanto, defender menos veces e hilar ataques consecutivos contra sistemas ya removidos previamente, crecían de modo exponencial, proporcionando un principio de equilibrio que, por ejemplo, ante el talento del Real Madrid, podría ser necesario.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Más si cabe, cuando la improvisación no se verá inspirada por la magia de Neymar JR. Y más aún, cuando el extremo izquierdo del esquema, se llame como se llame, va a tener muchos problemas para suponer una ventaja en espacios abiertos contra el, hoy por hoy, tiránico Dani Carvajal.

Una para cada Uno

El Tottenham vuelve a estar arriba. Si la temporada pasada los spurs fueron los encargados de amenazar hasta el último momento el sueño de cenicienta del Leicester City, en la actual su perseguido es un Chelsea con sensación de tiránico pero que ha llegado al tramo que decidirá el campeón de la Premier con el conjunto de Pochettino más cerca de lo que podía esperarse a finales de año. Los anfitriones de White Hart Lane son un equipo. El único de entre los primeros clasificados que mantiene al mismo entrenador con el que iniciaron el curso anterior, y en base a ese fútbol colectivo compiten contra quienes cuentan en sus filas con las estrellas que mayores diferencias están marcando en el campeonato inglés. Donde sus rivales tienen a Hazard, Alexis Sánchez, Coutinho, Ibrahimovic, De Bruyne o Diego Costa, ellos se tienen el uno al otro. Alguno como Dele Alli, sin embargo, es más uno que los demás.
El centrocampista inglés, que por adscripción y comportamiento sobre el césped es más lo segundo que lo primero, suma ya dieciséis goles y siete asistencias en liga, registros que lo acercan a los futbolistas más productivos del campeonato -sólo Alexis lo supera en ambas clasificaciones-, y especialmente a lo largo de los últimos dos meses no ha dejado de estar directamente relacionado con el marcador en ninguno de los siete partidos que ha disputado su equipo en el campeonato doméstico. Si Dele Alli está en el campo, el Tottenham puede contar con que al menos un gol o una asistencia corran de su cuenta, un ritmo de impacto sobre la portería contraria que lo destapan como uno de los hombres del momento en la Premier League y una de las explicaciones principales de que los de Mauricio Pochettino le hayan aguantado el compás a un Chelsea de apariencia intratable.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Más allá de la evidente sensibilidad del jugador para la llegada, el disparo lejano, la interpretación del contraataque o el remate, hay factores en el contexto que le rodea que potencian su poder destructivo contra las porterías rivales. Que lo enfocan allá donde puede resultar más decisivo y lo liberan de tareas que, seguramente y por el momento, podrían embrutecer sus prestaciones. A nivel de localización, es clave la habilidad que poseen los spurs como colectivo para ganar metros y avanzar en bloque hasta las inmediaciones del área contraria. La excelente salida de balón de sus centrales, la profundidad de las bandas y la capacidad de algunos de sus compañeros para sostener el límite de la jugada más allá de la divisoria, dibujan un escenario en el que el mapa londinense se extiende cerca de la portería rival y en el que a Dele Alli no se le pide que baje metros ni para recibir el balón ni para hacerlo llegar al penúltimo escalón del juego.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Fijadas las coordenadas, la otra clave tiene que ver con una serie de soluciones que se desarrollan a su alrededor en pos de subrayar su versión más ofensiva y de mayor constancia en la zona donde nacen los goles. Aquí, una pieza fundamental para explicar al Dele Alli del Tottenham es Christian Eriksen, quien mientras el inglés emprende un viaje con origen en el mediocampo y destino en la delantera, recorre un trayecto equivalente pero en dirección contraria.

Busquets vs Zidane

El modesto nivel de Busquets ha sido objeto de debate desde que empezó la temporada. Un futbolista de teórica talla mundial no ha sido capaz solucionar con regularidad ninguno de los problemas que han dificultado el día a día de su equipo, ni con balón ni sin él, si bien supo completar un puñado de noches notables que hicieron descartar la mayor: su bajo rendimiento no se debía a una supuesta falta de forma física. La caída de Busquets no es tal cosa propiamente dicha, pues él sigue siendo el de siempre, sino la consecuencia más negativa de la ya casi total transformación táctica -y estilística- del FC Barcelona.

En lo vinculado a él, lo más llamativo radica en su nueva (y rara) dinámica de movimientos. Sergio sólo ocupa la base de la jugada durante la fase de salida de balón. En esos primeros pases, sí se implica con Umtiti y Piqué para intentar que el Barça progrese con la posesión controlada, pero en cuanto se supera ese trance, Busquets desaparece de la zona de pivote y se sitúa dos escalones más arriba, a menudo por delante de los dos interiores, con, se intuye, la tarea de presionar arriba de la manera más inmediata posible en el momento de la pérdida de la pelota. Su peso en la gestión del juego es ínfimo, habiendo bajado su número de pases/partido de 86,5 a 52,9 en sólo cinco años (un 40% menos de participación). En relación al curso pasado, el descenso es de 17,1 pases por cada 90 min (25% menos de presencia).
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Esto está teniendo un impacto anímico en el de Badía que se traduce en datos tan interesantes como potentes. Valorando los del propio Busquets y los de Mascherano, Gomes y Rakitic cuando han ejercido de pivote en este curso, Sergio es el penúltimo en pases completados y el penúltimo en porcentaje de acierto en los mismos, con Mascherano y André superándole en ambas disciplinas. A su vez, es el que menos rédito obtiene de la nueva posición adelantada del mediocentro en este esquema, pues es el que menos ocasiones crea de los cuatro candidatos quedándose incluso por debajo de un especialista defensivo como es el Jefecito. El argentino crea una ocasión cada dos partidos y Busquets, menos de una cada tres encuentros.

El haberse visto desplazado del juego afecta a su confianza. No es lo mismo marear a quien tiene que ganarse una importancia que a quien cree, escucha o sabe que ya se la ganó.

En cualquier caso, donde más se resiente el aporte de Busquets es en la transición ataque-defensa. La posesión culé rara vez alcanza una calidad como para que el rival se desordene antes de recuperar el balón, lo cual le permite salir fácil a la contra, superar la altura de Sergio y agujerear al Barcelona por el callejón que queda entre sus dos interiores.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Consciente de que su sistema nunca ha sido perfecto en esta fase y amenazado por la calidad que le presume al contragolpe del Real Madrid, Luis Enrique siempre ha matizado su propuesta cuando se ha enfrentado al equipo de Ronaldo, dirigiéndola más a una posesión defensiva de resultado desigual: cuando los blancos han necesitado la victoria, se han precipitado a la hora de presionar, Busquets y cía lo han bailado y se ha llegado hasta el punto de una victoria azulgrana en el Santiago Bernabéu por 0-4 sin el concurso de Messi.

La trayectoria de Zinedine Zidane al frente del Real Madrid puede leerse desde muchos puntos. Uno de ellos es la inclusión de Carlos Casemiro como titular y también referente competitivo del equipo, frente a los planes de Ancelotti -James- y los de Benítez -con Casemiro en la rotación pero sin el peso adquirido con Zizou-, donde el brasileño nunca gozó de la relevancia actual. La evolución que ha llevado a los blancos bajo mando del francés ha dejado al sudamericano, siempre, en una posición de privilegiada importancia. El hoy mediocentro titular del Real Madrid y la selección brasileña ha representado con continuidad el sistema más reconocible de su entrenador, siendo en todo momento esencial en el proyecto. Ante equipos muy inferiores, ante los mejores, en superioridad o inferioridad, Casemiro ha jugado de titular y lo ha hecho creando cierta sensación de necesidad en sus ausencias del equipo.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Si bien en el partido de la primera vuelta en el Camp Nou, con Casemiro lesionado, el Real Madrid supo suplirle con magisterio, en concreto el de Modric en el pivote, y con Lucas Vázquez cerrando la banda en defensa, el choque de hoy puede valer una Liga que podría tener en el mediocentro ex del Oporto un contexto en el que marcar diferencias. El momento al que llega el Fútbol Club Barcelona, desde todo punto de vista, parece una puerta abierta a que Casemiro sea más de lo que ya es. Las particularidades, bajas y dependencias de los de Luis Enrique en su juego con la pelota no parecen las más indicadas para superar la línea que marca Casemiro desde su posición. El Barça, en la noche de hoy, puede encontrar en el mediocampista blanco una sombra más alargada que las demás.

Casemiro primero marcó diferencias en la élite por su poderío aéreo y su capacidad para el robo. En esta última cuestión no solo lo hacía siendo mucho más joven, sino que continúa siendo la gran referencia, junto a N’Golo Kante, del continente europeo. Los datos así lo reflejan. El brasileño suma el 21% de los robos de balón de su equipo y con él en el campo, el Real Madrid suma 33 robos por partido, mientras solo son 27 por choque cuando no encuentra a Casemiro en la alineación titular. No es ningún secreto, Carlos Henrique es una suerte de genio robando la pelota en todo tipo de situaciones. Después, con el tiempo, comenzó a sumar intercepciones, muchas de ellas más relacionadas con la lectura del pase y la protección del espacio. Entre esos dos parámetros defensivos está su importancia en el choque de hoy.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Para entender hasta qué punto puede ser ilustrativo complementar el dato anterior con el que dice que impide y desbarata casi el 13% de los regates rivales en campo contrario, hay que mirar a su rival, que con casi toda probabilidad no contará con Neymar Jr., uno de los dos grandes regateadores que tiene Luis Enrique en la plantilla. Junto a Leo Messi, dos ventajas que en épocas recientes, y cada uno en un costado, hacían anchísima la posición del mediocentro rival, encargado de las ayudas y los ajustes por detrás de los interiores. Sin el de Mogi das Cruces, y siendo su sustituto un jugador no caracterizado por la velocidad y el uno contra uno, la batalla parece más encaminada que nunca a la localizada en la zona de Messi, la misma que la de Casemiro.

Bayern

Yo también me espero un arranque parecido por parte del Bayern. Ahora bien, creo que el madridismo, a diferencia del día de la Juve, puede estar algo más tranquilo (tampoco mucho, por la baja de Carvajal): hoy sí está Ramos. Seguramente, de los 22 que hoy saltarán de inicio, controla como nadie este tipo de escenarios.
Para mi la clave en el debenir del partido es que el Madrid le enseñe las uñas a los alemanes y estos sientan el miedo y el vértigo de verse 1-0 y tener que arriesgar todavía más dejándole espacios al equipo blanco. Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Entonces quizás en su subconsciente no estén tranquilos, ahora, como empiecen achuchando y los merengues no aguanten el balón tres toques y se vayan atrás, bueno para los teutones.
Tenemos a Marcelo ,ese lateral loco, o a Benzema ese delantero que no mete goles , o a kroos o a.ramos , etc. 
A Asensio ese tío que siempre le mete un gol al Bayern , o a bale , si ese enorme carrilero,etc. 
Que si , que el mádrid algún día le eliminarán, algún día kroos o Modric fallaran o Benzema ,etc,etc. 
Pero es el todo poderoso Bayern , no la Roma. 
Hoy es un partido inmenso, el Bayern quiere venir cómo va a Alemania , pero esto es el Bernabéu.
Estamos en territorio Champion. 
Y que es eso, una competición verdadera , con grandes equipos y jugadores. 
Puedes perder, y que se lo digan a la Juve , al Manchester city , al Barça , incluso al todo orgulloso Bayern o al PSG. 
Resumen , la final puede ser Bayern _ Roma o real _ Liverpool. 
La pizarra no va a decidir esto. 
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Parece que las expectativas generalizadas toman como base al enfrentamientos de la ida, mas yo creo que esta noche veremos un partido totalmente distinto. Sí, ya comenté en su momento que en mi opinión fue un auténtico milagro que el conjunto bávaro no saliera del primer encuentro con un resultado favorable en el marcador, pero es que visto el susto que se llevó el Real Madrid en la vuelta ante la Juve, imagino que saldrá hoy con una decididísima tensión competitiva. Y esto último, sumado a la indudable mayor calidad de la plantilla madridista, me parece suficientemente determinante para considerar al Madrid como claro favorito. 

Creo que hay cuatro preguntas clave que veremos resueltas durante el partido: 

1- ¿Apostará el equipo local por llevar la iniciativa con el balón desde el principio? 
2- ¿Cómo solventará ZZ el problema de la ausencia de Carvajal? 
3- ¿Mantendrá Ribery el carácter incisivo de la ida? 
4- ¿Se encontrará fino físicamente un jugador tan dependiente de este faceta como Alaba?, y de ser así, ¿implicará esto un salto cualitativo en el funcionamiento colectivo bávaro?
 el Bayern se va a tener que abrir y en un partido a 90 minutos en el coliseo blanco el Madrid , a la contra puede destrozar al Bayern. Yo veo un partido con mucho juego en el medio del campo y el Madrid dominando los espacios a la contra.